Ser Rentable
Fernando Sanchez Arias (*)
 

Ser rentable personalmente es el primer paso para serlo familiar, organizacional y socialmente.

Continuando la serie de entregas sobre los 13 Saltos para el Liderazgo Personal y Profesional, visitamos hoy el segundo salto: Ser rentable, el cual mira la rentabilidad como la capacidad para producir renta, esa utilidad o beneficio que rinde anualmente algo, ese ingreso, caudal o riqueza de una persona, organización o proyecto.

Equivocadamente, algunos de nosotros dejamos exclusivamente para economistas, administradores y contadores el aprendizaje y desarrollo de competencias en lo que respecta al dinero. Escasas y extremadamente raras de encontrar son las escuelas primarias y secundarias que poseen materias introductorias de economía, finanzas y contabilidad para ir formando a sus estudiantes y futuros egresados, permitiéndoles conocer y aprender desde temprana edad el proceso de creación de riqueza, el flujo del dinero, la prosperidad y el crecimiento económico.

Sea que creamos en el capitalismo, en el socialismo o que defendamos un sistema intermedio con miradas prácticas tanto económicas como sociales, debemos estar conscientes que la efectividad de una gestión personal, empresarial y gubernamental se mide no sólo por el logro de objetivos, sino por el manejo de recursos para haber alcanzado ese objetivo. De nada sirve vender un producto o un servicio, si los costos de venderlo no dejaron ningún margen de ganancia que podamos usar para pagar lo necesario y reinvertir para darle continuidad al emprendimiento, cualquiera que sea. De nada sirve que ganemos dinero sea a través de un salario o a través de las ganancias de un negocio, si no ahorramos y terminamos gastando más de los ingresos percibidos.

Independientemente de nuestra profesión u ocupación, todos necesitamos dinero para cubrir las necesidades básicas y de realización. Es prudente aceptar la invitación a asistir a cursos de finanzas para ejecutivos no financieros, introducción a la contabilidad y economía familiar. Ser rentable personalmente es el primer paso para serlo familiar, organizacional y socialmente.

(*)fsa@fernandosanchezarias.com

Descargar en PDF